KIYOGA

Alexandra Sergeeva (Sasha) - Profesora de yoga

Mis primeros pasos en el yoga fueron cosa del destino, ya que en 2005 llegó a mis manos un libro de Hatha Yoga Clásico y gracias al cual empecé mi práctica personal de forma autodidacta. Y hasta que, en 2008, en un viaje a Praga, estuve buscando por toda la ciudad un centro dónde poder practicar y profundizar mis conocimientos con algún profesor, pero solamente encontraba centros donde impartían Ashtanga Vinyasa Yoga. Cansada de buscar, decidí dejarme llevar y probar esta nueva disciplina para mí; y en ese momento supe que aquella era mi práctica.

Para completar mis estudios he viajado a menudo a países como la India y Tailandia, viví varios meses en la capital del Yoga-Rishikesh (India) donde pude profundizar mis conocimientos de Yoga, filosofía yóguica, ayurveda y Vedas. Y en 2011 recibí la bendición de mis maestros para impartir clases de yoga.

A día de hoy sigo formándome con mis profesores principales de Ashtanga Vinyasa, Elena Figarola y Jordi Sarda Valls (Barcelona). Y en diferentes talleres y retiros con Peter Sanson o Lino Miele. Estoy muy agradecida a estas personas extraordinarias que me inspiran seguir el camino del Yoga.

¿Qué es el yoga para ti?

Es la herramienta que me enseña disciplina y que me permite estar en contacto con el momento presente, ser fuerte y flexible a nivel corporal, mental y emocional.

Para mí, dar clases significa…

Aprender cada día y compartir. El poder dar clases me enseña a respetar la naturaleza humana, me permite compartir mi conocimiento mis alumnos y me enriquece lo que ellos me enseñan a mí. La enseñanza del yoga es un proceso mutuo en el que no hay alumnos sin profesor, ni profesor sin alumnos.

Un mantra…
“Menos es más”

Alexandra Sergeeva (Sasha)
TOP